Ventas a plazos. Recuerdo de una época distante.

Siempre recuerdo con agrado cuándo tuvimos por primera vez un televisor en casa. Fue en el verano de 1979, era uno de aquellos KRIM-218 en blanco y negro de fabricación soviética que en aquel momento nos supo a gloria.

Mi padre era un humilde trabajador que ganaba un salario de 118 pesos al mes y difícilmente hubiera podido pagar al contado un televisor que costaba casi 700 pesos. Pero existía un sistema de ventas a plazos para artículos de alto valor que funcionaba muy bien y, gracias a eso, en muchos hogares cubanos comenzaron a entrar refrigeradores, televisores, lavadoras y otros artículos caros. En aquel tiempo no había remesas del exterior ni trabajo por cuenta propia y eran muy pocos los que viajaban al extranjero. Casi el 100% de la población cubana laboralmente activa se desempeñaba  como obrero o empleado en entidades estatales, con salarios modestos pero decorosos.

Mediante una estrecha coordinación entre las tiendas, las empresas y los bancos, la persona que adquiría el artículo abonaba inicialmente una cantidad de dinero (digamos un 10 o 20%) como entrada  y después se le cobraba todos los meses una cuantía, pero ya tenía el artículo en cuestión y podía disfrutar de él. Eso no era un invento nuevo, las ventas a plazos eran ya algo conocido desde hacía unos años.

Lo curioso es que en una época en la que no existían computadoras ni sistemas informáticos, sino toneladas de papeles que debían revisarse uno por uno, ese sistema funcionaba y la gente se beneficiaba. Nada estaba automatizado, todo era trabajo humano, cientos de personas  hacían funcionar aquello sin una sola tecla, todo a base de cupones, modelos y comprobantes.

Casi cuarenta años después, todo está sobre soporte informático, las montañas de papeles fueron sustituidas por bases de datos  y los Sistemas informáticos hacen millones de operaciones por segundo. Las entidades y los bancos se conectan en redes a velocidades de Mb/s y las capacidades de almacenamiento de varios Teras son ya algo cotidiano. Pero no hay facilidades de pago,  todo el mundo tiene que pagar al contado.

O pagas la totalidad del precio en el momento de la compra o no tienes el producto, no hay más opción. Aquel sistema de ventas a plazos  se evaporó con la primera “P” de un período al cual me resisto todavía a darle el calificativo de “especial”, no sólo porque significó una etapa de carencias sino por el enorme daño cultural que nos hizo. Las ventas a plazos son una facilidad que tuvimos y se borró de la mente de las personas, nadie menciona ni pide algo así, es como si no supieran que eso existe. Y para los que lo conocimos es solo eso, un recuerdo de una época distante.

 

Y el implacable pasó…

Reguetón. Hasta su padre se arrepiente.

Recientemente el músico panameño Edgardo Franco, conocido en el mundo artístico como “El General” y considerado por muchos como el padre del Reggaetón (Reguetón), ha dicho que se siente arrepentido de haber abierto los caminos  a ese conocido ritmo latino.

El reguetón ha sido muy criticado por las letras de sus canciones, que en muchos casos incitan a la violencia y denigran a la mujer. También es cierto que la mayoría de los videos musicales de este género  trasmiten un ambiente marginal, donde se consume droga y se trata a la mujer como un objeto puramente sexual.

Sin embargo, el reguetón es sólo un ritmo musical, que por sí solo no dice nada. Las letras banales,  violentas y misóginas les son agregadas por las personas que componen las canciones. Continuar leyendo

Fachada

Los 100 de BBC

BBC ha hecho una encuesta para buscar las 100 obras literarias más conocidas e influyentes de todos los tiempos. Fueron sondeados expertos de todo el mundo. Participaron  autores, académicos, periodistas y traductores de 35 países. Sus elecciones incluyen novelas, poemas, cuentos populares y dramas en 33 idiomas.

Así se conformó esta lista, una especie de “Hit Parade” literario, donde aparecen algunos muy conocidos y otros de los que nunca había oído ni hablar.

 

 

El Top 100. Continuar leyendo

A comerciante honesto, consumidor protegido

Mi padre fue comerciante toda su vida. Desde la temprana edad de siete años tuvo que adentrarse en el complejo mundo del  comercio para ayudar a su numerosa familia en medio de la difícil situación económica en la década de 1930. Al triunfo de la Revolución ya tenía una pequeña bodega de barrio que era el sustento de toda la familia y también lo que le permitió conocer el oficio al que se dedicó hasta su jubilación en 1991; bodeguero.

La casualidad quiso que la bodega de mi barrio actualmente sea la misma que tenía mi padre en los años 50’. Por eso, cada vez que visito ese lugar me resulta inevitable recordar sus palabras, que sin el refinamiento de la academia, encierran los conceptos básicos y los principios éticos del buen comerciante. Continuar leyendo

El necesario orden

Si al llegar a su trabajo  encuentra que su jefe le extiende una hoja de papel en blanco, para que escriba la cifra que desea para su salario ¿Sabría usted qué número escribir sin excederse? Si es capaz de cuantificar sus necesidades económicas, probablemente sea usted  una persona organizada.

Ser organizado es un paso imprescindible para llegar al éxito, aunque no es el único. Saber seleccionar objetivos, cuantificar recursos y valorar soluciones, son sólo algunos de los rasgos que caracterizan la manera de pensar con orden. Continuar leyendo

Las Matemáticas y su utilidad práctica.

Eran muchos los dolores de cabeza y las noches de insomnio cuando se acercaban los exámenes de matemática, la más temida de las materias. Más de uno recordará aquellas libretas y libros llenos de símbolos y números que costaba tanto trabajo entender, pero que era inevitable su estudio para vencer el grado.

La Matemática, con su lenguaje abstracto lleno de teoremas y fórmulas hizo que muchos estudiantes la odiaran y no son pocos los que emprendieron toda una “huida” para estudiar cualquier cosa, lo que fuera,  pero que no tuviera matemática.

Sin embargo, la matemática no es algo inútil y mucho menos  una tortura psicológica como algunos llegaron a pensar. Y es que esa ciencia tan especial le sirve de base a todas las demás ciencias, es la herramienta más importante de la Física y la Química y constituye uno de los pilares de la tecnología moderna. Continuar leyendo

LO ATAMO’ CON ALAMBRE

LO ATAMO’ CON ALAMBRE
         Ignacio Copani

En esta tierra santa nadie se espanta si hay un ciclón
y no se toma a pecho si cae el techo del comedor.

En esta tierra santa nunca nos falta imaginación
para arreglar la pava y fijar la cama con precisión.

Lo atamo’ con alambre, lo atamo’, lo atamo’ con alambre señor,
lo atamo’ con alambre, con este hambre no hay otra solución.

Cuando el colectivero aprieta el freno sin compasión,
te pide moneditas y encima grita: “para el dofón”.

Cuando el almacenero te de fideos con mal sabor,
sólo preguntaremos: si tiene huevos deme esos dos.

Lo atamo’ con alambre, lo atamo’, lo atamo’ con alambre señor,
lo atamo’ con alambre como un matambre y que se pudra al sol.

Si por la deuda externa usted se enferma de sarampión
y llega la enfermera con un enema de boludol.

Si viene el fin del mundo en un segundo por la explosión,
no te preocupes nena que aún nos queda una salvación.
– ¿y cuál es?-
Lo atamo’ con alambre, lo atamo’, lo atamo’ con alambre señor,
lo atamo’ con alambre y con un cachito de cinta Scotch.

¿Foro o red social?

Hace ya más de diez años que hicieron su aparición los foros en la web nacional cubana. Como su nombre lo indica, el foro es un espacio donde se comenta y se plasman e intercambian ideas alrededor de un tema o de varios temas. En cuanto a las temáticas que aborda, un foro puede ser más cerrado y con temáticas más específicas, o puede ser más general y abordar un mayor espectro de temas.

Sin embargo, los foros virtuales cubanos no se quedan sólo en el debate. Continuar leyendo

Amores líquidos

Cuando Zygmunt Bauman publicó su libro “Amor Líquido” quizás no imaginó que mucho de lo expresado en su obra tendría una contundente confirmación en muy pocos años. Con el auge de internet y el surgimiento de las redes sociales, el amor y las relaciones de pareja parecen haberse transformado dramáticamente, confirmando muchos de los razonamientos de Bauman sobre nuestro “moderno mundo líquido”.

La red se hizo parte de la vida, trajo la posibilidad de conocer personas de todas partes y relacionarse con ellas. Permitió establecer relaciones virtuales entre personas reales, algo que hasta entonces nunca había ocurrido. Y con las relaciones virtuales también se revolucionó la forma de conocer parejas. Continuar leyendo

¡Navidad!

La Navidad es un día de fiesta, pero una fiesta diferente, una fiesta hacia adentro de cada uno. La familia se reúne y comparte una mesa servida con lo mejor que puede dar, se olvidan los agravios y se propicia la reconciliación. La Navidad es un día para mirarse y repensarse, es un día para brindar con la familia y los amigos y para que cada uno se encuentre con su propia alma o, consigo mismo, como prefiera.

Mi padre era un materialista convencido y me decía que la Navidad era una fantasía, que nada de eso era verdad. Pero sucede que no todo puede ser científico. La ciencia con sus postulados y teoremas nos brinda certezas y evidencias, mas eso no lo es todo. El ser humano también necesita de lo místico, de lo mágico, de lo desconocido y de lo fantástico porque es allí donde habitan los sueños, las ilusiones y la fe. Creer en Dios no es una costumbre ni una tradición, es una necesidad para el hombre y sin Dios estaríamos terriblemente solos.

De cualquier manera, sea cual sea la religión o el credo, celebrar la Navidad es un acto de bien. Entonces, no lo piense dos veces. Celebre con la familia, con los amigos. Celebre que tiene familia, que tiene amigos, que tiene amor.

FELIZ NAVIDAD.