Poco cortés, pero original…

¿Qué son los RFID? La Tecnología en los supermercados.

Hace ya varios años surgieron unos pequeños dispositivos electrónicos que han ido ganando cada vez más protagonismo y aplicaciones prácticas. Se llaman RFID.

Su origen está en los lejanos días de la Segunda Guerra Mundial y fueron utilizados para identificar los aviones en el radar. Como lo indica la sigla en inglés, son dispositivos de identificación por radiofrecuencia, o sea, mediante ondas de radio.

Es un pequeño chip electrónico que es capaz de trasmitir mediante ondas de radio la información que tiene almacenada en una memoria interna. Estos dispositivos se fijan a cada uno de los productos que se ofertan en las áreas de venta de tiendas y supermercados. Entonces, mediante un equipo interrogador se puede gestionar a distancia y de manera automática los datos de cada producto. Entre los datos que trasmite están principalmente los códigos de identificación del producto, la marca, el fabricante, la fecha de caducidad y otros datos que se le quieran adicionar.

Sin entrar en muchos detalles complicados, los hay de diferentes tamaños y los hay con más y con menos prestaciones. La microelectrónica ha logrado reducirlos hasta hacerlo comparable a un simple grano de arroz. Contienen una pequeña memoria permanente en la que se graba la información. Son muy útiles en los grandes almacenes y supermercados, donde existen miles de productos diferentes que de otra manera sería muy difícil controlar, siendo más efectivo incluso que el conocido código de barras.

La mayoría no utiliza batería, sino que funcionan con la energía de la señal de radio que le proporciona el propio equipo interrogador en el momento de ser irradiado. Cuando se efectúa el pago del artículo, el propio escáner del cajero puede anular el chip y puede salir libremente. En cada puerta de acceso se sitúa un equipo interrogador y si alguien lleva consigo algún artículo cuyo microchip no haya sido anulado, sonará una alarma. Es así de sencilla la fórmula.

Los hay de disímiles formas, pueden estar dentro de un botón de una prenda de vestir, debajo de la etiqueta de una lata de conservas o dentro de un adorno. Nada, o casi nada escapa hoy a los RFID en los grandes centros comerciales.

Son una herramienta eficaz para evitar los robos, aunque esa no es su única utilidad. También permiten otras facilidades como el control de los inventarios en tiempo real, el control de la caducidad de alimentos, facturación automática y otros, en lugares donde hay una gran variedad de artículos y donde se funciona con el método de auto-servicio ante cientos de personas.

Su uso se ha extendido también a otras aplicaciones. Hoy en día los RFID son un soporte fundamental de las tecnologías IoT (Internet de las cosas), en las que se pretende dotar de cierta “inteligencia” no sólo a los electrodomésticos sino también a los objetos de uso personal.

En la actualidad los hay también en forma de implantes, bajo la piel, entre los dedos índice y pulgar. Y contienen información personal del individuo, como su historia clínica, cuentas bancarias y demás, que ya permiten incluso pagar sin las conocidas tarjetas, sólo con mostrar la mano.

En Cuba su aplicación es todavía muy limitada, tan sólo a algunos productos en los mercados y  las balas de gas. Pero no debe estar lejos el día en que su uso se extienda masivamente y el molesto e ineficiente “Guardabolsos” sea algo obsoleto también en las tiendas cubanas.

Día del amor.

Nunca está de más un buen consejo

Se puede y No se puede

Estos muñequitos rusos
regresaron del pasado
después de ser olvidados
y haber caído en desuso.
Muchas veces que se puso
y ayudaron a educar
e intentaron demostrar
que todo puede lograrse
pero debe respetarse
la regla en cada lugar.

Uno se llama “Se puede”
y está listo a permitir
y al otro por prohibir
se le llama “No se puede”.
A primera vista puede
que parezcan dos contrarios
pero son complementarios
y están presentes en todo
enseñando de algún modo
los límites necesarios.

Ellos vienen a enseñarte
el límite a establecer,
que cada acción o deber
siempre tiene contraparte.
Para que uno no se aparte
del camino que ha elegido
es preciso haber sabido
que una ley se cumplirá:
Cada “Se puede” tendrá
su “No se puede” incluido.

Es muy fácil de encontrar
el clásico “No se puede”
tan tajante que no quede
un margen para avanzar.
Es presiso hoy recordar
que si mucho se prohibe
se limitará y se inhibe
el camino al desarrollo
y se desenreda el rollo
sólo si “Se Puede” vive.

Incidentes inevitables y respuestas certeras.

Los incidentes técnicos son inevitables, la tecnología es sofisticada, el software es complejo y, como todo, tiene derecho a fallar. Lo importante es la respuesta oportuna y el trabajo inmediato para encontrar la solución. Como lo ha hecho hoy el equipo de administración de esta plataforma CubaVa, que ha demostrado eficiencia y profesionalismo en la administración de un espacio público como este.

La entrada anterior estuvo originada por una notificación errónea de cierre que me llegó producto de un fallo técnico interno y, al igual que a mí, a otros colegas blogueros también  les llegó ese mensaje. Pero eso puede ocurrir y, de hecho ocurre, también en las grandes plataformas de redes sociales que tienen detrás mucha más tecnología. Son incidentes impredecibles e inevitables.

Lo destacable es la manera en que se atendió el problema. Con rapidez, respuestas oportunas y claras, lenguaje respetuoso y solución al problema por el equipo de personas encargadas de su administración. Es un espacio público y quienes lo atienden son también servidores públicos.

Por eso me sentí obligado a escribir estas líneas. Cuando hay algo criticable lo criticamos. Pero también cuando hay algo bien hecho merece que se destaque.

Buen trabajo de la administración de Reflejos. Feliz 2019. Si muchas cosas en la vida diaria de cada cubano funcionaran así, entonces creo que de verdad Cuba Va.

¿Por qué nos quieren cerrar este blog?

Este blog ha estado activo durante más de tres años y lo sigue estando. El contenido publicado aquí ha sido respetuoso y útil a las personas que lo visitan y ha cumplido disciplinadamente con las condiciones de uso de la plataforma Reflejos. Sin embargo ahora me notifican que será cerrado por inactividad mediante un correo cuyo contenido reproduzco.

Estimado usuario,

Su blog, http://agonzalolp.cubava.cu ha estado inactivo por 0 días and va a ser archivado en 0 days si contínua sin actualizarse.

Si usted considera que esto es un error, por responda este correo.

Gracias,

Blogs de la familia cubana Grupo CubaVa”

A todos los que tienen que ver con esto les pido que revisen su error, ya les respondí. Si fuese cerrado definitivamente volveremos a resurgir en una nueva ubicación. El Sol de Medianoche no se apagará.

Un cuento para Navidad

En muchas regiones del mundo la Navidad es una ocasión propicia para que la gente se reúna y, entre otras cosas, suelen contar cuentos. Entre esos cuentos abundan los fantasmas y suspensos. Esta Navidad, en lugar de compartir la clásica postal con Santa Claus y demás, me pareció mejor compartir un cuento. Escogí este, que no es tenebroso ni misterioso y me pareció bien compartirlo. Ahí les va, no sin antes desearles a todos una FELIZ NAVIDAD.

La revelación

Rubén Ariel Urquiza Continuar leyendo

Civilización y Patrimonio

Las edificaciones son parte de nuestra historia, junto a ellas crecimos, vivimos, en muchas nos divertimos, en otras aprendimos y otras simplemente son parte de nuestro entorno. Son un elemento esencial de nuestras vivencias.

Pero más allá de lo personal, en cada ciudad y en cada pueblo, por pequeño que éste sea hay edificaciones que los distinguen, que son emblemáticas de ese lugar. Bien sea por su utilidad, por su función social, por los acontecimientos que en ellas ocurrieron, por las personalidades que en ellas vivieron o las visitaron o por cualquier otra razón. Eso se llama Patrimonio.

Es admirable ver que un edificio de 80 o más años continúa siendo útil (como el templo de la foto) y continúa siendo visitado y admirado Continuar leyendo

Los mejores filmes de habla no inglesa

Cuando de cine se habla  es inevitable que una palabra pase por la mente: “Hollywood”. Son más que conocidos los títulos de películas que, durante todo el siglo XX y lo que va del XXI, han salido de la fabulosa industria cinematográfica estadounidense y han dejado una marca imborrable en la historia del cine.

Sin embargo, no sólo en Hollywood se ha hecho buen cine. De otras regiones del mundo también salieron genialidades que grabaron su nombre con letras de oro, no solo por los premios recibidos, sino por el reconocimiento de un público que nunca se equivoca.

Más de 200 críticos de cine de 43 países han confeccionado una lista con los 100 mejores filmes de habla no inglesa de todos los tiempos. Aunque no soy un fanático de las listas, creo que sería bueno echarle una mirada a esta selección con la que se puede estar o no de acuerdo, pero que seguramente le hará recordar algunos títulos que quizás quiera volver a ver.

Estos son los 100 mejores Continuar leyendo

Ventas a plazos. Recuerdo de una época distante.

Siempre recuerdo con agrado cuándo tuvimos por primera vez un televisor en casa. Fue en el verano de 1979, era uno de aquellos KRIM-218 en blanco y negro de fabricación soviética que en aquel momento nos supo a gloria.

Mi padre era un humilde trabajador que ganaba un salario de 118 pesos al mes y difícilmente hubiera podido pagar al contado un televisor que costaba casi 700 pesos. Pero existía un sistema de ventas a plazos para artículos de alto valor que funcionaba muy bien y, gracias a eso, en muchos hogares cubanos comenzaron a entrar refrigeradores, televisores, lavadoras y otros artículos caros. En aquel tiempo no había remesas del exterior ni trabajo por cuenta propia y eran muy pocos los que viajaban al extranjero. Casi el 100% de la población cubana laboralmente activa se desempeñaba  como obrero o empleado en entidades estatales, con salarios modestos pero decorosos. Continuar leyendo

Y el implacable pasó…