The Rolling Stones. Las piedras rodaron por La Habana.

Rolling-Stones-Cuba1En una histórica semana santa para Cuba se hizo realidad la leyenda, en la noche del viernes santo apareció “de cuerpo presente y a viva voz” el mito. En medio de un concierto de los grandes, de los nunca vistos en esta tierra llegaron los Rolling Stones, los precursores. Los fundadores, junto a Los Beatles, de una inolvidable generación de músicos de altísimo nivel profesional que surgió en una época que ahora llamamos “la década prodigiosa”. La verdadera década prodigiosa no estuvo sólo en los grupitos españoles que conocimos sino en la música anglosajona con míticas agrupaciones como “The Beatles”, “The Rolling Stones”, “Led Zeppelin”, “Pink Floyd” y muchos otros.

Desgraciadamente y por diversas razones nos perdimos el quehacer de tan buenos músicos en los momentos de su mayor esplendor. Recuerdo que cuando era adolescente los medios hablaban muy poco de rock y cuando lo hacían lo relacionaban con las drogas, la violencia, el machismo. Por eso muchos crecieron pensando que el rock era sólo la música de la guerra y los antivalores cuando en realidad es todo un fenómeno cultural de masas a escala planetaria que llegó para quedarse porque representa, en la música, la fuerza y el espíritu siempre renovador de la juventud.
Pero como dice el refrán popular: “Nunca es tarde si la dicha es buena”. Las piedras rodantes llegaron, desafiando el tiempo que no ha hecho mella alguna en su energía y en su música, movilizando a cientos de miles de personas de todas las edades y lugares a sus inolvidables megaconciertos, como si estuvieran en el primer lugar del Hit Parade. Dicen que los grandes acontecimientos nunca vienen solos, ojalá así sea y pronto tengamos la oportunidad de ver en vivo a otros grandes de la música que conocemos sólo por la radio y los videoclips.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.