Abr 23

El mundo online y la Internet de las cosas

mundonline1El término “Internet de las cosas” o internet de los objetos, o simplemente “IoT” como también se le conoce por sus siglas en inglés (Internet of things), es algo que cada vez aparece con más frecuencia. El mundo de la tecnología avanza no sólo hacia formas más eficientes de producción, servicios y control, también se dirige con pasos agigantados hacia la interconexión de todo el universo de cosas con las que interactuamos en la vida cotidiana.

El internet de las cosas no es un término nuevo, surgió en 1999 en el Instituto Tecnológico de Massachusetts y plantea un entorno en el que todo estaría conectado permanentemente a la red, las personas, los aparatos electrodomésticos, las construcciones, los vehículos, incluso los objetos de uso personal como bolsos, maletines, las prendas de vestir y hasta las mascotas podrían constituir entes activos de una mega red. El auge de esta tendencia tecnológica viene dado por la aparición de los sistemas embebidos y los dispositivos inteligentes, así como el desarrollo acelerado de las interconexiones inalámbricas (WiFi, WLAN industrial, 5G), todo aquello que tenga la etiqueta Smart (Smart phone, Smart watch, Smart tv) viene pensado con la idea de una posible interconexión global.

A diferencia de otras tecnologías, el internet de las cosas todavía no ha tenido auge en el mercado del consumo. Aun así, empresas como Apple y Google han dado ya algunos pasos en esa dirección.

Sin embargo esta novedosa tecnología ha tenido fuerte aplicación en áreas como:

  • La industria: Los sistemas que supervisan los procesos productivos, robots ensambladores, control de producción, sensores de múltiples variables físicas de procesos industriales, todo está conectado al internet en las grandes empresas lo que permite centralizar el control de los grandes procesos industriales.
  • Infraestructura urbana: Control de semáforos, cámaras urbanas, vigilantes de carretera, vías de tren, puentes. Las modernas ciudades implementan aceleradamente este tipo de tecnología con el objetivo de flexibilizar el uso de las vías de acceso, mejorar la seguridad y controlar eficientemente toda la infraestructura.
  • Control ambiental: Acceso global a sensores atmosféricos, sistemas de medición de variables marinas, del clima, sísmicas y meteorológicas. Esto permite conocer con precisión la formación de tormentas, el origen de eventos sísmicos y formular protocolos de alerta temprana de tsunamis y huracanes.

IoT

 

Con la entrada definitiva del protocolo IPv6 se piensa que tenga lugar una masificación de estas técnicas. Según los proyectos de IoT cada dispositivo, objeto o persona tendría una dirección IP y constituiría un ente activo en red, con un identificador único mediante el cual podríamos acceder a los datos e interactuar con ellos. Muchos estudios afirman que en una fecha tan cercana como el 2020 una gran parte del planeta esté interconectado con esa nueva filosofía de “red para todo”.

 

 

Pero…

La interconexión de todo y de todos en una especie de red universal también podría tener sus consecuencias adversas y negativas.

  • La piratería tendría un espacio ilimitado para desarrollarse con nuevas formas y hacia nuevos objetivos.
  • Los hackers y la creación de todo tipo de virus y malware pueden florecer también si no se toman medidas para frenarlo oportunamente.
  • El espionaje de todo tipo podría llegar hasta lo más recóndito, teniendo en cuenta que los fabricantes de dispositivos pueden incluir también en los sistemas que distribuyen todo lo necesario para una “internet de las cosas” subterránea y oculta.
  • La dependencia de la red sería casi absoluta, al extremo de que cuando falle la conexión el mundo se nos convertiría en un caos. Eso nos haría tremendamente vulnerables ante apagones y eventos naturales como huracanes, terremotos y tormentas solares que afecten los sistemas energéticos y de datos.

¿Sería el final de la privacidad?

¿Se vería comprometida hasta la intimidad de las personas en un escenario donde todo está conectado?

¿Estaremos avanzando hacia una ciber dictadura mundial de la información y el pensamiento, como en la distopía Orwelliana “1984”?

¿Dejaremos de ser personas para convertirnos en dispositivos?

No creo que sea ni tan bueno como plantean los más entusiastas ni tan malo como dicen los más pesimistas. Ni lo uno ni lo otro, creo que puede ser sencillamente una vertiente más del desarrollo tecnológico dirigida hacia nuevas formas de producción y mercado, un paso más cuyos detalles están aún por ver.

2 comentarios

  1. para no pocas sociedades, las redes sociales, son hoy el soporte imprescindible para la denuncia, la critica, o el simple ejercicio de la inclusión de las mayorías en los diversos procesos de evolución tanto políticos como económicos, por lo que podríamos primeramente dejar una primera pregunta
    …atendiendo a las realidades actuales de nuestra sociedad, es esta una de las razones de peso en cuanto al crecimiento del nivel de acceso a la red y las condiciones de uso de las mismas…?

    1. Las redes sociales se han convertido en un fenómeno universal para todo, incluso pudiera decir que ésta es la “era de las redes sociales”. Son las que tienen el foco de atención de las mayorías y van desplazando a todos los demás medios de comunicación e información. Hoy todos los aspectos de la interacción humana pasan por las redes sociales, eso nadie lo puede negar.

      Con respecto a su pregunta: Claro que las redes sociales son una razón de peso para el crecimiento del nivel de acceso a las redes, eso no lo puede dudar nadie. Me atrevo a asegurar que en cualquier parque Wi-fi ahora mismo más del 95% de los que estén conectados están en facebook o cualquier otra red social, en la medida que crezca la conectividad irán más y más a las redes sociales. ¿Objetivos? Múltiples, de todo tipo, es como salir a la calle. Si hoy me preguntan ¿por qué salgo a la calle? Pues para todo, para trabajar, para ir de compras, para recrearme, para visitar a alguien, para hacer una gestión, para conversar, o simplemente porque quiero. Entrar a las redes sociales es más o menos lo mismo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.