Jul 24

Estafadores en la red

Con el desarrollo de la tecnología de las comunicaciones, el auge de internet, la banda ancha y las redes sociales han llegado muchas cosas buenas. Pero de igual manera, los que hacen daño también tienen en internet un enorme campo de desarrollo y una vía para actuar. Tal es el caso de las estafas on-line, que desde hace varios años circulan por la red de redes. No es algo nuevo, incluso es algo de lo que se ha hablado y escrito mucho, pero no ha dejado de existir y eso indica que sigue dando frutos, por lo que no está de más reflexionar sobre eso.

Generalmente las estafas en la red llegan a través de un mensaje de correo electrónico o SMS. La dirección de correo electrónico es un dato que suministramos frecuentemente, ya sea para una subscripción online, para registrarse en algún sitio, participar de una lista de correo o cualquier otro asunto, por lo que es un dato fácil de obtener y nadie debe sorprenderse de que una persona desconocida le envíe un e-mail.

¿Pero cómo saber que un mensaje de correo puede ser una estafa?

Esos mensajes pueden tener cualquier argumento, pero invariablemente todos tienen dos ingredientes fundamentales: Una Tentación y un Requerimiento. La tentación siempre viene en forma de dinero y el requerimiento lo harán saber los estafadores a medida que la persona le vaya siguiendo el juego.

En muchos casos el mensaje proviene de una hermosa chica que necesita a alguien de confianza para poder cobrar la fortuna de su padre o un hermano, casi siempre muerto en alguna guerra o asesinado tras un golpe de estado en algún país africano. Supuestamente si accedes recibirías entre el 15 y el 20% de dicha fortuna, que suele estar entre los 10 y 25 millones de dólares. Casi siempre se trata de una joven menor de edad y deberás ponerte en contacto con alguien que le sirve de tutor, muchas veces un reverendo u otra autoridad religiosa para darle más credibilidad. Generalmente esos mensajes vienen acompañados con fotos de la joven.

En otros viene en forma de una notificación de un premio que acabas de recibir, dicho premio consiste en una alta suma de dinero y la persona deberá responder en el plazo de unos días a una dirección de correo electrónico que le suministran. Son muy frecuentes también las ofertas de empleo a distancia, donde ofrecen elevados salarios y una dirección en internet que deberás visitar para obtener detalles.

En la mayoría de los casos la persona debe responder a una dirección de correo electrónico donde le enviarán un formulario para llenar con información personal y privada. Después se sumerge en un proceso de trámites que se complejiza cada vez más y culmina con una petición de envío de una suma importante de dinero a una persona cuyo nombre suministran, casi siempre a través de alguna agencia como Western Union u otra similar. La cantidad de dinero que se le pedirá enviar será elevada pero insignificante con respecto al monto que supuestamente recibiría.

El envío de ese dinero es realmente el último paso, después de eso no volverá a saber nunca más de esas personas, pues ya habrán logrado su objetivo. Personalmente no conozco a nadie que haya llegado hasta ahí, pero hay personas y organizaciones en todo el mundo que se han dedicado a desenmascarar esas redes y les han seguido el juego enviándoles el dinero que piden, tras lo cual desaparecen.

Muchas veces son máquinas que actúan de manera automática mediante un software al que alguien le envía datos a través de internet. Es muy fácil hacer una cuenta de hosting web en cualquiera de los tantos servidores que hay en el mundo y crear un dominio, que no es caro y a veces es hasta gratuito. Una gran cantidad de esos servicios suministran la facilidad de tener un servidor de correo para crear direcciones con las cuales operar, allí se pueden agregar programas y código de servidor hecho por ellos, creando así una plataforma ideal para montar la estafa. No es algo técnicamente muy difícil y es relativamente barato.

Pero quien reciba alguno de esos mensajes, lo primero que deberá hacer es leerlo cuidadosamente y razonar. En la gran mayoría de los casos la historia que cuentan no aguanta un razonamiento medianamente inteligente. Nadie busca alguien de confianza enviando un correo a un desconocido ¿cómo puede ser de confianza un desconocido?

Casi siempre para el primer contacto utilizan cuentas de correo en servidores públicos (yahoo, Gmail, Hotmail y otros), algo extraño cuando se trata de un supuesto premio o de una oferta de empleo. Las empresas, los bancos y corporaciones utilizan cuentas de correo corporativas y tienen su propio dominio, que además está posicionado en internet y accesible con una simple búsqueda. Las ofertas de empleo en esos casos suelen tener en primera instancia una cifra de salarios desproporcionadamente alta, con una simple suma es suficiente para percatarse que en un año estarías ganando más que un alto directivo del FB I, por poner un solo ejemplo.

Es necesario primero pensar, razonar, buscar y preguntar antes que responder a un mensaje de correo que pueda ser una estafa. Muchos buscan dinero en mayor o menor cantidad, pero todos, invariablemente le exigen a las personas llenar un formulario con información confidencial y esto es todavía más peligroso. Les piden nombres y apellidos, números de teléfono, dirección de residencia, números de identidad y licencia de conducción, números de cuentas bancarias, lugar de trabajo, un grupo de datos que son sensibles y es muy peligroso ponerlos en manos de desconocidos.

No hay que tenerles miedo, no es para que se convierta en paranoia ni nada parecido. El conocimiento es el arma más poderosa y la principal herramienta del ser humano, por lo que hay que conocer que estas cosas existen y saber identificarlas para no caer en su juego, para evitar ser timado, utilizado o espiado.

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Esto de las estafas es bastante frecuente y parece que siempre logran capturar a alguien. De cualquier manera no debe seguírsele el juego nunca, no responderle ni siquiera el primer correo y NUNCA facilitarle ningún dato personal.
    No se debe poner la dirección de correo de manera explícita en el texto cuando se escribe en foros, cuando se comenta en alguna página (como aquí), porque ellos tienen softwares llamados “robots” que revisan las páginas y detectan las direcciones de correo que se escriben en ellas para después enviarles mensajes y correo basura que solo estorba.

    • Hilda Alvarez on 6 agosto, 2017 at 4:34 pm
    • Responder

    mucha gente si ha caido en ese juego, eso esta siempre en donde quiera pero no se le debe hacer caso

    • Edgar on 5 agosto, 2017 at 11:17 am
    • Responder

    En la red .cu circula una oferta de empleo que no dice nada y siempre cambia d nombre y habla de de 2000 a 5000 euros mensuales, eso me llegaba diario. Una vez me llego un correo en ingles supuestamente de una mujer en costa de marfil con un cuento asi, abajo vbenia en español mal traducido, me di cuenta q algo raro había porque le di responder en blanco y me mando otro correo agradeciéndome y yo no le había dicho nada después busque costa de marfil en google y me apareció una página donde hablaba de los scammers (estafadores) y hablaba de ese tipo de cosas.

  2. Esto es muy frecuente, sobre todo cuando se tienen correos internacionales, por la red.cu jamás veras nada parecido.Jejjeje, pero hay muchos que se dejan impresionar con estos estafadores y les siguen su juego por total ignorancia..

Deja un comentario

Your email address will not be published.