Amores líquidos

Cuando Zygmunt Bauman publicó su libro “Amor Líquido” quizás no imaginó que mucho de lo expresado en su obra tendría una contundente confirmación en muy pocos años. Con el auge de internet y el surgimiento de las redes sociales, el amor y las relaciones de pareja parecen haberse transformado dramáticamente, confirmando muchos de los razonamientos de Bauman sobre nuestro “moderno mundo líquido”.

La red se hizo parte de la vida, trajo la posibilidad de conocer personas de todas partes y relacionarse con ellas. Permitió establecer relaciones virtuales entre personas reales, algo que hasta entonces nunca había ocurrido. Y con las relaciones virtuales también se revolucionó la forma de conocer parejas.

 

Puede calificarse de “Líquida” a una relación que está carente de aquellos elementos que son los que le dan solidez al amor y lo hacen duradero. No existe el compromiso y por supuesto tampoco la presencia. La red permite trasmitir texto, imagen y sonido en tiempo real pero no puede trasmitir las emociones ni las actitudes, ni tampoco otros canales de percepción que sí existen entre las personas y permiten reconocer los valores que sustentan una relación de pareja.

En la red se puede poner lo que la persona quiera poner, proyectar la imagen que desea proyectar, de ahí que también es un espacio que se presta mucho para la falsedad y el engaño. Las relaciones humanas, de amor o de amistad, basadas solamente en lo que se proyecta en un perfil personal o en la cantidad de “Me gusta” merecen sobradamente el calificativo de  superficiales. Aunque muchas personas aseguran que han logrado conocerse en las redes y establecer relaciones duraderas en la vida real, la generalidad es que nunca llegue a concretarse.

Bauman en su libro representa las relaciones virtuales como simples conexiones que se establecen a demanda y pueden cortarse a voluntad. Lo que antes se hacía para “compartir la vida” ahora se hace para “compartir un tiempo”. Estar solamente para aquello que es agradable y gratificante y desaparecer ante lo desagradable o fastidioso.

Interesantes reflexiones que merece la pena leer e interpretar.

Amor Líquido. Zygmunt Bauman (Descargar)

2 comentarios

    • Rogelio J en 16 enero, 2018 a las 8:55 pm
    • Responder

    Intente descargar el libro me da error

    • Rosa Bell en 14 enero, 2018 a las 10:11 am
    • Responder

    Hola no había visto este tema enfocada de esa forma, enn la redes social la gent esuele usarla para entretenerse, a mi modo de ver el amor es como es en vivo

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.