Cuidado de la computadora portátil

La computadora portátil es uno de los equipos más útiles con que podemos contar hoy. Permite transportar fácilmente a cualquier lugar la información, capacidad de procesamiento y conectividad. Se ha convertido en un objeto casi imprescindible para estudiantes, hombres de negocios, empresarios y profesionales de todas las ciencias.

Pero el hecho de ser portable y poder utilizarse en cualquier lugar hace que muchas veces quede expuesta a condiciones de explotación y factores ambientales que puedan dañarla, reducir drásticamente su vida útil o limitar algunas de sus funcionalidades.

Aquí se exponen algunos elementos a tener en cuenta para una mejor explotación de la computadora portátil, evitar que sufra daños y lograr que su vida útil sea lo más larga posible.

  • Evita los golpes. El chasis de los portátiles es generalmente de plástico, que se fractura fácilmente con un golpe. El display LCD es el elemento más frágil en las laptop y se daña irremediablemente con una caída, un golpe o una mala manipulación.
  • Cuidado con los líquidos. Si se derrama líquido sobre ella o queda expuesta a la lluvia, puede sufrir graves daños o quedar inservible. Es un equipo electrónico que está constantemente energizado y el agua es conductor de la corriente eléctrica, por lo que provocaría cortocircuitos que destruyen sus componentes. Además, el teclado que es el más expuesto, está formado por una fina lámina de circuito que cuando se humedece, el material conductor de las delgadas conexiones reacciona químicamente con el agua y, ayudado por la propia corriente eléctrica, destruye las conexiones internas del teclado y lo inutilizan. Si se derrama algún líquido sobre el portátil, lo más recomendable será apagarlo inmediatamente, retirar la batería y enviarlo rápidamente a un servicio técnico.
  • Evita los lugares donde hay vapor. Por las mismas razones explicadas anteriormente se debe evitar colocar la computadora cerca de lugares que desprendan vapor de agua, tales como cocinas, calderas de vapor, lavadoras y otros. El vapor penetra y se condensa en minúsculas gotas de agua que pueden dañar el equipo.
  • Cuidado con el calor. Los componentes internos de la computadora generan calor durante su funcionamiento, para eso están dotadas de un sistema de enfriamiento que se encarga de mantener la temperatura dentro de los límites permisibles. Ese sistema de enfriamiento funciona asociado a sensores de temperatura en el microprocesador y otros componentes críticos, pero no en función de la temperatura del ambiente. Si acostumbras a exponerlo al sol o a otra fuente de calor cercana, el exceso de temperatura dañará los componentes internos.
  • Utilízalo con la batería. La batería es un componente electroquímico, que genera corriente a partir de las reacciones químicas que ocurren en su interior. La energía que genera la batería debe utilizarse mientras se descarga y regenerarse en el proceso de carga. Es lo que se conoce como ciclo de carga-descarga. Si no se utiliza la batería, ésta se daña en poco tiempo y pierde sus propiedades.
  • Precaución con el polvo. Si bien es cierto que las computadoras portátiles son equipos bastante herméticos, su vulnerabilidad ante el polvo viene principalmente por el sistema de ventilación. El ventilador interno es una pequeña turbina de aire que absorbe el aire del exterior y lo hace pasar por un pequeño radiador de láminas para enfriar los dispositivos. Cuando lo colocas sobre un lugar donde hay suciedad, el polvo será absorbido y comienza a obstruir las láminas del radiador de calor, provocando que la computadora se apague por sobrecalentamiento o dañando algún componente interno.
  • No obstruyas las rejillas de ventilación. Si observas bien en la parte de abajo o lateral verás algunas rejillas abiertas, esas son las rejillas de ventilación y su función es permitir la circulación de una corriente de aire por dentro de la computadora. Si alguna de estas rejillas se obstruye el equipo se sobrecalienta. Mantén siempre esas rejillas libre de obstáculos. Si utilizas el portátil sobre una cama o un mantel asegúrate que esas rejillas de ventilación no queden tapadas.
  • Cuidado al cerrarla. Cuando vayas a cerrarla toma la tapa por el centro, no por un costado. Esto puede dañar las bisagras o sus anclajes.
  • No dejes objetos sobre el teclado. Los lápices, monedas, libretas y otros objetos sobre el teclado pueden provocar que se rompa el panel LCD de la pantalla al cerrarla.

Estos son sólo algunos consejos y recomendaciones que deben tenerse en cuenta si se quiere que la computadora portátil funcione correctamente y su vida útil sea mayor.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.