Motorina. El peligro de subestimar los riesgos

La ola de accidentes  de motos eléctricas, o motorinas, va convirtiéndose ya en algo cotidiano y va dejando de ser un suceso tan accidental para convertirse en alarmante. No son pocos los incendios, con su lamentable lista de pérdidas de bienes y afectaciones a los hogares. Y lo más triste de todo, las lesiones a las personas y la pérdida de vidas humanas.

Es bueno reflexionar un poco sobre este asunto, pero más que reflexionar y exponer criterios técnicos sería mucho mejor que se le prestara más atención a este problema.

La raíz del problema de las motos eléctricas tiene una parte exclusivamente técnica y la otra es subjetiva o simplemente una cuestión de disciplina.

 

Baterías de Litio, un gran salto adelante.

Las baterías de litio logran una gran eficiencia, su capacidad de carga y su rendimiento es muy superior a las baterías tradicionales de Plomo-ácido y de Níquel-Cadmio. Pero tienen sus requerimientos.

La química interna de una batería de litio es más compleja lo que la hace más inestable que las baterías tradicionales a las condiciones ambientales y de carga, siendo propensas a incendiarse y explotar bajo determinadas circunstancias.

Por esta razón el proceso de carga de una batería de litio no es igual que una batería convencional, ni el cargador puede ser el mismo. Las motorinas en Cuba experimentaron el cambio de tecnología, de baterías de plomo a baterías de Litio, lo que ha provocado que en muchos casos se hayan mezclado baterías de litio con cargadores y otros elementos que son para otro tipo de batería.

Aunque cada caso puede tener sus particularidades, hay algunos consejos que pueden aplicarse de manera general:

  • No utilice cargadores de otro tipo de baterías. Aunque el voltaje de la batería sea el mismo no es igual. La construcción interna de la batería de litio y su composición química exige un riguroso control de la corriente de carga y  la temperatura, por lo que los cargadores tienen elementos de regulación y protección adicionales. Este tipo de batería se utiliza también en celulares, computadoras portátiles, autos eléctricos, pero se utilizan cargadores inteligentes que proporciona el fabricante de estos equipos. Entonces utilice el cargador que le brinda el fabricante.
  • Cuidado con los cortocircuitos. Es importante evitar que se junten los dos terminales de la batería, porque esto puede provocar que se incendie. Por eso, tanto las conexiones de la batería como el cableado interno de la moto deben estar en buen estado. Evite siempre los cables pelados o mal aislados. Un cortocircuito interno accidental en cualquier parte dentro de la moto sin la debida protección de al menos un fusible, puede hacer que la batería se incendie.
  • No utilice cargadores de otras motorinas. En las motorinas los paquetes de baterías no siempre son iguales, hay paquetes de cuatro baterías (48V), de 5 baterías (60V) y de 6 baterías (72V). Cada paquete de baterías tiene su propio cargador de acuerdo al voltaje del paquete. Si pones a cargar tu motorina con un cargador prestado de otra revisa primero la etiqueta y cerciórate que el voltaje y la polaridad sean iguales al tuyo, si no coinciden o está ilegible no lo uses, es preferible ir a pie que arriesgarse a un incendio y perder mucho más. Esto es válido para todo tipo de baterías, no sólo para las de Litio.
  • Evita el calor. El calor es enemigo de las baterías de litio, son muy sensibles a la temperatura y se desestabilizan, llegando a incendiarse y explotar. En la mayoría de los equipos que usan estas baterías se controla rigurosamente la temperatura, tanto en el proceso de carga como de descarga, y se incluyen protecciones ante corrientes excesivas y sobrecalentamientos.

Aunque la propia batería lo indica en su etiqueta, la temperatura de la batería debe estar por debajo de 45oC durante la carga y por debajo de 60oC durante la descarga.

Entonces:

* No dejes la motorina expuesta al sol o en un lugar donde haya mucho calor.

* No pongas a cargar la batería inmediatamente después de usarla, déjala refrescar un tiempo hasta que esté por debajo de la temperatura ambiente .

Ante cualquier síntoma acude a revisión técnica. Cuando notes que disminuye el rendimiento de la batería  o que se calienta más de lo normal, o se hincha o derrama líquido, así como que se encienda alguna alarma en el cargador o la propia moto, acude a que la revisen.

Cuidado con las reparaciones. Tanto para el cambio de las baterías, la reparación del cargador o de la propia motorina busca siempre personas calificadas.

Cuando se hagan reparaciones en la motorina o el cargador hay que tener presente que no se salten protecciones o se invaliden partes de los circuitos internos, esto puede resultar peligroso.  Es importante respetar los fusibles, la seguridad de los conectores y el aislamiento de cables y circuitos.

Lamentablemente todavía quedan algunos que reparan bajo el principio de “cortar y puentear”, pero en este caso las consecuencias pueden ser costosas.

La otra parte del problema es tan sencillo como prestar atención a todo esto que se ha explicado y cumplir siempre las indicaciones relacionadas con las condiciones de explotación de las motos eléctricas o motorinas  y las baterías de Litio en cualquiera de sus variantes.

Estos equipos se utilizan en todo el mundo y si fueran un peligro ya se hubiera prohibido su fabricación. Sin embargo, cada vez son más las aplicaciones de las baterías de Litio en motos y autos. Los autos eléctricos se extienden cada vez más como una alternativa al consumo de combustibles fósiles y son un ejemplo en la utilización de energía limpia. Si se hacen las cosas como debe ser son muy seguros y confiables.

Para tener una idea, las computadoras portátiles, que usan baterías de litio (Li-ion), incluyen al menos dos niveles de protección contra eventos de batería en el proceso de carga, es una norma que deben cumplir los fabricantes de laptops y equipos similares. Y eso no es por gusto.

Es importante que el Manual de instrucciones sea lo primero que se lee y no lo último.

No permitir nunca que se modifique la estructura interna de estos equipos en aras “resolver” algún problema a bajo costo, porque en este caso lo barato puede salir muy caro.

Es necesario que estas cosas no sigan “entrando por un oído y saliendo por el otro” y se queden definitivamente dentro, en la mente de todos los que deciden utilizar este tipo de equipos.

Recuerde siempre que una batería de Litio sin control, es una bomba incendiaria que tiene dentro de su casa.

No crea todo lo que ve, primero piense un poco.

Un mensaje circula por Whatsapp diciendo que este año 2021, el mes de febrero tendrá 4 domingos, 4 lunes, 4 martes, 4 miércoles, 4 jueves, 4 viernes y 4 sábados. Esa parte es cierta y lo puede verificar en el calendario.

Lo falso de este mensaje radica en que dice que esto ocurre cada 823 años, cuando en realidad no es así. Los creadores de este tipo de cosas suelen mezclar verdades con mentiras.

Excepto en los años bisiesto, febrero tiene 28 días y esto nos dice que son exactamente 4 semanas, porque cada semana tiene 7 días y 7 X 4=28. Por lo que febrero es el único mes cuadrado del año.

En fin, que no habrá que esperar 823 años para que febrero tenga 4 domingos, 4 lunes, 4 martes, 4 miércoles, 4 jueves, 4 viernes y 4 sábados. El próximo año 2022 también febrero tendrá esa cantidad de cada día de la semana.

Si los quiere en el mismo orden, tampoco habrá que esperar 823 años. Un mes de febrero idéntico a este lo tuvimos en 2010 y en 1993 y sucederá cualquier año que no sea bisiesto en que febrero comience un lunes.

Así que puede ser que le ocurra un milagro en 4 días, lo cual sería magnífico, pero no será por mandar un mensaje falso a 5 de sus amigos.

Entonces, siempre es bueno pensar, buscar e indagar antes de creer. Así evitamos que nos tomen el pelo y hacemos de internet una fuente de cultura y conocimientos, no de desinformación y oscurantismo.

Feliz año nuevo!!!

Nunca el arte fue tan útil y oportuno

Solo ahí…

La crítica ¿Construye o destruye?

La crítica es una valoración que se hace de algo o de alguien, basado en criterios y puntos de vista determinados. Es un juicio, un análisis más o menos riguroso que culmina con la expresión de un mensaje con mayor o menor acierto. Es muy común en el mundo del arte, la crítica literaria y la crítica de cine son bien conocidas. También en la política, la economía, la ciencia y la filosofía, la crítica es algo que está y ha estado presente desde que el hombre aprendió a pensar.

Se pudiera decir que la crítica es una foto de la parte fea que todos tenemos, tanto nosotros como nuestras obras. Los seres humanos somos imperfectos y cualquier obra humana es, en principio, también imperfecta. Entonces, tanto nosotros como nuestras obras  podemos ser criticados en cualquier momento y eso no debe ser motivo de sorpresa.

¿Pero cuándo una crítica es constructiva y cuándo destructiva?

La crítica es constructiva cuando se utiliza como herramienta de mejoramiento, cuando motiva la reflexión y ayuda a crecer. Sin embargo, cuando se utiliza la crítica como arma y se busca con ella desprestigiar y ofender, entonces se trata de una crítica destructiva.

Para lograr una buena crítica se deben tener en cuenta algunos aspectos fundamentales:

  • Mantener siempre el respeto. Las ofensas y ataques personales desvirtúan el sentido de la crítica.
  • El estricto apego a la verdad. No es una crítica lo que se basa en mentiras, eso es otra cosa. La crítica se dirige a una actitud, una idea, una obra, acción, decisión, etc. En fin, se dirige hacia algo real, que existe y es una verdad.
  • La manera de expresarla. La crítica es un mensaje, por tanto las palabras que se utilizan son importantes y no deben lanzar o sugerir un segundo mensaje.
  • El contexto en que se realiza. Cuando se critica algo que es de conocimiento público, la crítica se puede hacer en un lugar público. Pero cuando se refiere a asuntos privados debe hacerse en privado o ante los que conocen dicho asunto. La crítica no justifica violar la privacidad de nadie. Por eso saber elegir el contexto para hacer la crítica es importante.
  • El criticado tiene derecho a réplica. La crítica es también una obra humana y por tanto imperfecta, el que critica puede estar equivocado total o en parte. Por eso quien es blanco de una crítica tiene derecho a defenderse.
  • No confundir la crítica con la denuncia, son cosas diferentes. La crítica es sólo una valoración o criterio, mientras la denuncia es una declaración de algo violatorio de la ley o la moral. La crítica no presupone enfrentamiento, la denuncia sí.

La manera en que se recibe y se reacciona ante una crítica también dice mucho de la persona, la reacción puede contribuir tanto a reforzar como a desacreditar una crítica. Muchos asocian la crítica con la ofensa, pero este sería otro tema.

La crítica siempre debe ser dura, por lo que muchas veces suele provocar vergüenza o bochorno, más aun cuando se hace en público, pero tampoco es un arma para atacar, denigrar o satanizar a las personas. La crítica no es para tirar toallas ni tampoco para lanzar venenos, es para facilitar la comprensión, estimular la reflexión y el cambio, contribuir al mejoramiento y ayudar a sanar.

En pandemia…

El mundo está de rodillas

El mundo se desacelera, se detiene la veloz carrera. Por primera vez la gente levanta la vista de sus teléfonos, salen de sus universos virtuales  y miran a su alrededor con temor.  La raza humana es como una de esas familias en que cada uno piensa sólo en sí mismo, o como esas parejas en las  que predomina el “Yo” por encima del “Nosotros”, que se lo dividen todo  en vez de trabajar unidos. Nuestro mundo es desunido, dividido por ideologías políticas y religiosas, por intereses y poderes  mezquinos.  Por eso es frágil y vulnerable.

Quizás el mundo  necesitaba un frenazo, una parada inmediata, como la bofetada ante un  ataque de histeria.  O simplemente un golpe de reflexión. A veces no hay mejor convocatoria que tener un enemigo común. Y tenemos ya un enemigo común. No un gigante  cargado de armas como lo imaginó nuestra arrogancia, sino un enemigo invisible y microscópico, casi insignificante, pero contra el que nada pueden los tanques y los misiles, contra el que nada pueden el dinero y el poder.

Apenas dos meses bastaron para ponernos de rodillas. De nada han servido las armas y la super-tecnología, de nada han servido los millones y la fuerza. Se enferma por igual el rico y el pobre, pues todos hemos sido igualados de un solo golpe.

Ojalá muchos aprovechen este tiempo de cuarentena para reflexionar. Y después que pase este período de humillación, que haya en el mundo menos personas arrogantes y egoístas,  menos personas que se creen dueños de verdades absolutas. Que los líderes piensen más en el ser humano, que cultiven la modestia y que incluyan más a Dios en el discurso.

Que toda esta calamidad nos haga mejores.

USB 4.0

El grupo de trabajo USB, la organización que vigila el desarrollo y cumplimiento del popular estándar de transferencia de energía y datos, ha anunciado hoy los primeros detalles del futuro USB 4.0, una arquitectura llamada a complementar a los actuales USB 3.2 y USB 2.0 (que sigue siendo el sistema de conexión más utilizado) y que tendrá una especificación formal a finales de este mismo año.

Lo que seguramente preocupa a la mayoría de los usuarios es si el puerto de conexión va a evolucionar. Es decir, si tenderemos otra vez que comprar cables y adaptadores.

La respuesta es no. La organización, de momento, no va a cambiar el actual puerto de conexión, conocido como USB tipo C, que en los últimos años ha aparecido en todo tipo de ordenadores, tabletas y móviles.

El protocolo USB 4 podrá utilizarse con este tipo de conexiones siempre y cuando los equipos están preparados para ello y los cables sean compatibles también con el estándar.

El uso del mismo puerto físico puede ser un poco confuso en algunos casos y ya pasa hoy en día, en cierta medida, con Thunderbolt 3 y USB 3.2. Ambos sistemas tienen el mismo puerto físico de conexión pero no son compatibles y hay que tener cuidado a la hora de elegir cables y periféricos porque podemos encontrarnos con que soportan USB 3.2 pero no Thunderbolt a pesar de tener una apariencia similar.

Todos los equipos con USB 4, en cambio, serán retrocompatibles tanto con USB 3.2 y 2.0 como con Thunderbolt y la razón es la otra gran sorpresa de este anuncio. Intel ha decidido liberar el estándar Thunderbolt 3, que será la base de esta nueva conexión.

¿Cuáles son esas ventajas? La más importante es la velocidad. USB 4 tendrá la misma que el actual Thunderbolt 3, 40 Gbps, que es el doble de la que puede alcanzar una conexión USB 3.2. Podrá utilizarse para conectar tarjetas gráficas externas a un PC o para mover un monitor con resolución 5K o dos con resolución 4K. También para alimentar dispositivos con hasta 100 vatios de potencia.

USB-A, la conexión USB más antigua y que aún está presente en algunos ordenadores, sí desparecerá con la llegada del nuevo estándar. USB 3.2 aún podía utilizar estas conexiones para transmitir datos, aunque a una velocidad algo más reducida. Con USB 4, no será posible.

La otra cara de la tecnología

La tecnología ofrece múltiples ventajas, nos permite simplificar muchas tareas y comunicarnos de manera inmediata. Los nuevos dispositivos inteligentes han ido penetrando cada vez más en la actividad humana, al punto que ya se les permite tomar algunas decisiones y ejecutar procedimientos de gran complejidad. Todo esto ha traído ahorro de tiempo, mayor comodidad y confort, mayor eficiencia productiva, mejor seguridad y control, entre otras múltiples ventajas.

Sin embargo, no todo es ventajoso. Al igual que todo lo demás, el empleo de la tecnología también tiene un costo, más allá del costo monetario.  Las habilidades que perdemos.

Son muchas las habilidades que se pierden con el uso de la tecnología. Se han hecho ya algunos estudios que muestran una lista de habilidades en “peligro de extinción”. Aquí mostramos sólo algunas de ellas.

Calcular mentalmente.  El hecho de que todos nuestros cálculos se hagan con el uso de  tabuladores electrónicos (como Excel) y calculadoras, hace que los algoritmos mentales con los que resolvíamos las operaciones aritméticas vayan atrofiándose hasta perderse por completo.

Escribir a mano.    Cuando siempre se escribe usando un teclado se hace más difícil la escritura manual, la caligrafía empeora y la escritura se hace lenta y torpe.

Buscar un dato en un libro. Los modernos buscadores pueden consultar grandes volúmenes de información en cuestión de segundos. Algo tan sencillo en el pasado como buscar en un libro, puede resultar una tarea imposible para muchos hoy.

Corregir un texto. El uso constante de revisores ortográficos hace que se olviden las reglas ortográficas. Quienes tenían buena ortografía en el pasado y hacen mucho uso de Microsoft Word, quizás su ortografía ya no sea tan buena.

Leer un mapa. El uso de modernas aplicaciones como Google Maps, los GPS y demás asistentes para llegar casi a cualquier lugar, han hecho que ya no sea necesario leer un mapa. Por tanto esta es otra habilidad importante que se pierde.

Orientarse con una brújula. Con las modernas aplicaciones ya no es necesario interpretar una aguja ni saberse los puntos cardinales.

Utilizar la tecnología con todas sus ventajas es muy bueno, pero depender enteramente de la tecnología puede ser peligroso. La tecnología también es frágil y un día puede faltarnos el teléfono o el Tablet. Por eso conservar estas habilidades no sólo permite ser independiente de los artefactos, nos permite seguir siendo capaces de hacer.

Feliz Navidad

Evolución