A comerciante honesto, consumidor protegido

Mi padre fue comerciante toda su vida. Desde la temprana edad de siete años tuvo que adentrarse en el complejo mundo del  comercio para ayudar a su numerosa familia en medio de la difícil situación económica en la década de 1930. Al triunfo de la Revolución ya tenía una pequeña bodega de barrio que era el sustento de toda la familia y también lo que le permitió conocer el oficio al que se dedicó hasta su jubilación en 1991; bodeguero.

La casualidad quiso que la bodega de mi barrio actualmente sea la misma que tenía mi padre en los años 50’. Por eso, cada vez que visito ese lugar me resulta inevitable recordar sus palabras, que sin el refinamiento de la academia, encierran los conceptos básicos y los principios éticos del buen comerciante.

El viejo decía que lo primero era hacerse de una buena clientela, pero para eso había que ganarse la confianza de la gente. Que al cliente había que enamorarlo como si fuera una muchacha y tratarlo bien, porque ese cliente trae en su bolsillo el dinero con el que vas a comer mañana.

Mientras más clientes mejor. Él prefería tener cuatro clientes de a medio, que uno de 20 centavos. “Si más personas vienen es más probable que alguien compre algo, cada persona tiene sus gustos y necesidades propias por lo que es preferible varios que compren poco a uno que compre mucho.”

Precios competitivos, no prohibitivos. Llegar a todas las necesidades y a todos los bolsillos. “Si vendes muy caro serán menos los que te compren y más los que te critican, si vendes muy barato no ganas lo suficiente”. Hay que buscar un punto intermedio y eso lleva sabiduría y tacto en el oficio. Subir los precios te hace exclusivo, pero ser exclusivo también tiene un precio y reglas que cumplir.

Vender bueno y ser honesto. Para que alguien  le compre sus productos, estos deben tener calidad. El comercio no puede estar basado en el engaño, vender productos en mal estado o de dudosa calidad hará que los clientes se alejen y hagan propaganda negativa. Cuando el producto pierde calidad vale menos, por lo que hay que bajarle el precio, preferiblemente antes que los clientes lo reclamen. Dar de menos en el peso pactado es, aparte de un delito, una conducta indigna y repudiable.

La ganancia o el cliente ¿Cuál es más importante? Mi padre decía que hubo  momentos en que tuvo que vender al costo, pero no podía darse  el lujo de perder un cliente. “No le gané hoy y a lo mejor le gano mañana, pero si lo pierdo, ni hoy ni mañana”. Esa era una de sus frases.

Valores humanos; la principal mercancía. Ser respetuoso, amable y servicial con las personas (o los clientes). La honradez con el que compra, con el que da dinero de más sin percatarse, con el que se le queda una cartera u otra pertenencia, con los impedidos físicos. La educación y la calidad humana de quienes ofrecen un servicio suelen ser la mercancía más valiosa y el principal valor agregado en todo centro comercial que se respete.

El tiempo ha pasado, las condiciones y las personas cambiaron, la vida es más compleja. Los valores se deterioraron y muchos los cambiaron por un poco más de dinero, al punto que hay lugares donde la estafa parece ser un servicio más. Pero en las buenas prácticas comerciales se siguen cumpliendo las mismas reglas de siempre. Y lo que se aparta de esos principios básicos no es comercio, es cualquier otra cosa, es el fracaso.

El necesario orden

Si al llegar a su trabajo  encuentra que su jefe le extiende una hoja de papel en blanco, para que escriba la cifra que desea para su salario ¿Sabría usted qué número escribir sin excederse? Si es capaz de cuantificar sus necesidades económicas, probablemente sea usted  una persona organizada.

Ser organizado es un paso imprescindible para llegar al éxito, aunque no es el único. Saber seleccionar objetivos, cuantificar recursos y valorar soluciones, son sólo algunos de los rasgos que caracterizan la manera de pensar con orden.

No basta con tener mucho si no se organiza y no se sabe qué hacer con lo que se tiene. Es fácil dar una mirada al mundo para darse cuenta que dentro de cada una de las naciones más prósperas funciona invariablemente una sociedad organizada, con un orden bien establecido en lo económico y disciplina social. Pero, mucho más cerca, a nivel familiar y personal, es también válido que quienes llevan una vida organizada se acercan más a la prosperidad que aquellos que viven sin orden.

  • Conocer de cerca sus gastos y necesidades y poder analizarlos.
  • Ser capaz de establecer sus prioridades, conocer qué es lo más importante y ordenar los asuntos de acuerdo a su importancia.
  • Dosificar correctamente su tiempo, poder definir el tiempo dedicado al trabajo, el deporte, los estudios, la familia y el descanso. No para convertirse en un robot sino para tener tiempo para cada cosa.
  • Planificar sus acciones.
  • Analizar los errores.

Estos son sólo algunos aspectos organizativos aplicables a cualquier escala, desde la persona, la familia, la empresa y toda la sociedad.

Las personas que llevan una vida ordenada enfrentan mejor las adversidades y períodos de crisis, son más adaptables a los cambios y menos propensas a la depresión. También se dice que quienes, por su carácter, son organizados suelen ser más saludables.

La planificación es casi tan antigua como la raza humana. Desde que el hombre aprendió a razonar tuvo la necesidad de organizar sus acciones para sobrevivir en el mundo que le rodea.  Allí comenzaron los primeros pasos del pensamiento estratégico, los primeros planes y también los primeros planazos.

Las Matemáticas y su utilidad práctica.

Eran muchos los dolores de cabeza y las noches de insomnio cuando se acercaban los exámenes de matemática, la más temida de las materias. Más de uno recordará aquellas libretas y libros llenos de símbolos y números que costaba tanto trabajo entender, pero que era inevitable su estudio para vencer el grado.

La Matemática, con su lenguaje abstracto lleno de teoremas y fórmulas hizo que muchos estudiantes la odiaran y no son pocos los que emprendieron toda una “huida” para estudiar cualquier cosa, lo que fuera,  pero que no tuviera matemática.

Sin embargo, la matemática no es algo inútil y mucho menos  una tortura psicológica como algunos llegaron a pensar. Y es que esa ciencia tan especial le sirve de base a todas las demás ciencias, es la herramienta más importante de la Física y la Química y constituye uno de los pilares de la tecnología moderna. Continue reading

LO ATAMO’ CON ALAMBRE

LO ATAMO’ CON ALAMBRE
         Ignacio Copani

En esta tierra santa nadie se espanta si hay un ciclón
y no se toma a pecho si cae el techo del comedor.

En esta tierra santa nunca nos falta imaginación
para arreglar la pava y fijar la cama con precisión.

Lo atamo’ con alambre, lo atamo’, lo atamo’ con alambre señor,
lo atamo’ con alambre, con este hambre no hay otra solución.

Cuando el colectivero aprieta el freno sin compasión,
te pide moneditas y encima grita: “para el dofón”.

Cuando el almacenero te de fideos con mal sabor,
sólo preguntaremos: si tiene huevos deme esos dos.

Lo atamo’ con alambre, lo atamo’, lo atamo’ con alambre señor,
lo atamo’ con alambre como un matambre y que se pudra al sol.

Si por la deuda externa usted se enferma de sarampión
y llega la enfermera con un enema de boludol.

Si viene el fin del mundo en un segundo por la explosión,
no te preocupes nena que aún nos queda una salvación.
– ¿y cuál es?-
Lo atamo’ con alambre, lo atamo’, lo atamo’ con alambre señor,
lo atamo’ con alambre y con un cachito de cinta Scotch.

¿Foro o red social?

Hace ya más de diez años que hicieron su aparición los foros en la web nacional cubana. Como su nombre lo indica, el foro es un espacio donde se comenta y se plasman e intercambian ideas alrededor de un tema o de varios temas. En cuanto a las temáticas que aborda, un foro puede ser más cerrado y con temáticas más específicas, o puede ser más general y abordar un mayor espectro de temas.

Sin embargo, los foros virtuales cubanos no se quedan sólo en el debate. Continue reading

Amores líquidos

Cuando Zygmunt Bauman publicó su libro “Amor Líquido” quizás no imaginó que mucho de lo expresado en su obra tendría una contundente confirmación en muy pocos años. Con el auge de internet y el surgimiento de las redes sociales, el amor y las relaciones de pareja parecen haberse transformado dramáticamente, confirmando muchos de los razonamientos de Bauman sobre nuestro “moderno mundo líquido”.

La red se hizo parte de la vida, trajo la posibilidad de conocer personas de todas partes y relacionarse con ellas. Permitió establecer relaciones virtuales entre personas reales, algo que hasta entonces nunca había ocurrido. Y con las relaciones virtuales también se revolucionó la forma de conocer parejas. Continue reading

¡Navidad!

La Navidad es un día de fiesta, pero una fiesta diferente, una fiesta hacia adentro de cada uno. La familia se reúne y comparte una mesa servida con lo mejor que puede dar, se olvidan los agravios y se propicia la reconciliación. La Navidad es un día para mirarse y repensarse, es un día para brindar con la familia y los amigos y para que cada uno se encuentre con su propia alma o, consigo mismo, como prefiera.

Mi padre era un materialista convencido y me decía que la Navidad era una fantasía, que nada de eso era verdad. Pero sucede que no todo puede ser científico. La ciencia con sus postulados y teoremas nos brinda certezas y evidencias, mas eso no lo es todo. El ser humano también necesita de lo místico, de lo mágico, de lo desconocido y de lo fantástico porque es allí donde habitan los sueños, las ilusiones y la fe. Creer en Dios no es una costumbre ni una tradición, es una necesidad para el hombre y sin Dios estaríamos terriblemente solos.

De cualquier manera, sea cual sea la religión o el credo, celebrar la Navidad es un acto de bien. Entonces, no lo piense dos veces. Celebre con la familia, con los amigos. Celebre que tiene familia, que tiene amigos, que tiene amor.

FELIZ NAVIDAD.

Facebook te conoce de vista

Sabemos que facebook -la mega red social- puede conocernos  a partir de la información que brindamos en nuestro perfil, de la mensajería que intercambiamos y de la manera que interactuamos con el contenido que otros comparten. Pero va mucho más lejos, a partir de la foto que subimos facebook  es capaz de reconocer también nuestro rostro, sabe cómo eres físicamente y puede sugerirte a personas que están en alguna de las fotos que has subido.

A partir de 2011 facebook implementó el reconocimiento facial y está activado por defecto en todas las cuentas. Continue reading

El miedo a ser libre

La libertad es una de las grandes motivaciones del ser humano. El deseo de ser libre ha movido a millones de personas en varias épocas a lo largo de la historia. La libertad es un bien muy codiciado que trae bienestar al ser humano, pero no todo es color de rosa. Ser libre también tiene un precio para el individuo.

Ser libre y sentirse libre trae una sensación muy agradable. Significa tomar sus propias decisiones y tener voluntad propia. Pero implica también ser el responsable directo por las consecuencias de las decisiones tomadas. Allí es donde empieza el dilema. Continue reading

Influir positivamente en los demás

La relación entre los seres humanos está considerada como uno de los grandes retos que tenemos que enfrentar en la vida. Es tan difícil que para muchas personas simplemente se hace imposible pasar con éxito esa dura prueba que se llama “convivencia”. El comportamiento humano siempre tiene algo nuevo que enseñarnos y la ciencia ha dado pasos asombrosos en su estudio en los últimos años. Pero la sabiduría popular también ha sacado lo suyo, un poco a partir de lo descubierto por la ciencia y otro poco de la experiencia práctica, lo cierto es que hay una curiosa serie de consejos, una especie de “Manual de usuario” para tratar con nuestros semejantes. Aquí les dejo algunos de ellos. Continue reading

Estafadores en la red

Con el desarrollo de la tecnología de las comunicaciones, el auge de internet, la banda ancha y las redes sociales han llegado muchas cosas buenas. Pero de igual manera, los que hacen daño también tienen en internet un enorme campo de desarrollo y una vía para actuar. Tal es el caso de las estafas on-line, que desde hace varios años circulan por la red de redes. No es algo nuevo, incluso es algo de lo que se ha hablado y escrito mucho, pero no ha dejado de existir y eso indica que sigue dando frutos, por lo que no está de más reflexionar sobre eso. Continue reading

El libro de la muerte

Muchos son los libros que se han escrito sobre la muerte. Desde la antigüedad  se han escrito sobre ese tema miles de libros, que se sumergen en todo un mundo confuso de fantasía, mitología, ficción y religión.

Sin embargo,  existe un libro real que puede provocar la muerte a quien lo tenga entre sus manos, incluso hasta sin tocarlo ni leerlo, con sólo estar cerca de él.  No fue escrito en la remota antigüedad ni en la oscura época medieval y sus páginas ni siquiera  tratan sobre la muerte, pero puede matar. Ese libro mortal es el cuaderno de notas de la conocida científica Marie Curie (1867 – 1934), contaminado con el elemento radiactivo Radio-226 (Ra 226) y del que proviene el término “Radioactividad”. Hoy, casi 100 años después de su muerte, ese cuaderno continúa siendo tan letal como el primer día y lo seguirá siendo durante los próximos 1500 años, el tiempo de vida media de dicho isótopo radioactivo.

Marie Curie, junto a su esposo Pierre, estudió el comportamiento de los elementos radioactivos y realizó importantes descubrimientos que le valieron  dos premios Nobel (Física y Química), convirtiéndose en la primera mujer en obtener un premio Nobel y la primera persona en obtenerlo en dos especialidades distintas. Murió a causa de una anemia aplásica provocada por la exposición a las radiaciones y cuyos efectos se desconocían entonces.

Los cuadernos de notas de los esposos Curie son altamente radiactivos, en aquellos años aún no se conocían las radiaciones ionizantes y ellos trabajaron con isótopos radiactivos durante toda su vida científica. Esos documentos, junto a otras pertenencias y objetos de laboratorio, se almacenan en cajas forradas en plomo en la Biblioteca Nacional de Francia y quienes deseen verlos pueden hacerlo mediante equipos especiales y firmando documentos de responsabilidad.