De Megabit a Megabyte.

Aunque se parecen bastante por la forma de escribirlo y pronunciarlo, no son iguales ni significan lo mismo. Ambas son unidades de medida que se refieren a la información digital, pero son totalmente diferentes por su significado y, aunque guardan relación entre ellas, representan aspectos diferentes del mundo digital.

Lo que comúnmente llamamos Megabit (Mb), con b minúscula, es una manera de cuantificar la tasa de transferencia de datos a través de un canal. En realidad su nombre completo es Mbps, que significa Megabit por segundo (Mb/s) y nos indica la cantidad de bits de información que pueden transferirse en 1 segundo.

Sin embargo, el Megabyte (MB), con B mayúscula, es una unidad de almacenamiento de datos que utiliza como base el “byte” y se emplea para representar el volumen de información. El tamaño de un archivo y la capacidad de almacenamiento de un disco duro o un pendrive, se cuantifican en bytes o cualquiera de sus múltiplos, que son el Kilobyte (KB), Megabyte (MB), Gigabyte (GB), Terabyte (TB).

El “bit” es la unidad básica de la información digital, o es “0” o es “1”, sólo tiene dos estados posibles y  se representa con esos dos dígitos. Cuando se transfieren datos, ya sea por el cable  de red del ordenador, un cable de fibra óptica, una conexión Wi-Fi, o la conexión de datos del celular, los bits que conforman el dato circulan uno detrás del otro como en una fila india, formando una secuencia. Por eso la rapidez con que circulan esos datos será mayor en la medida que más bits puedan pasar en 1 segundo y lo vemos asociado a términos como “ancho de banda”, caudal de información y tasa de transferencia de datos.  Como en una carretera, si está bien asfaltada y señalizada circularán más autos por unidad de tiempo que si está llena de baches.

Los bits por segundo (bps o b/s) se suelen representar por sus múltiplos:

  • Kilobit por segundo (Kbps) o simplemente Kilobit (Kb) = 1000 bps.
  • Megabit por segundo (Mbps) o Megabit (Mb) = 1000 Kbps.
  • Gigabit por segundo (Gbps) o Gigabit (Gb) = 1000 Mbps.
  • Terabit por segundo (Tbps) o Terabit (Tb) = 1000 Gbps.

Los datos, antes de ser transferidos, están almacenados en alguna parte y después de ser recibidos o descargados también deberán almacenarse en algún lugar. Para medir el volumen que ocupan esos datos se adoptó como norma utilizar el byte, que a su vez está formado por 8 bits y por eso también se le llama octeto. Los múltiplos  del byte, utilizan los mismos prefijos del sistema decimal (Kilo, Mega, Giga, Tera), pero a diferencia del caso anterior utiliza el sistema binario (base 2). Por eso en vez de 1000 son 1024.

  • Kilobyte (KB) = 1024 bytes.
  • Megabyte (MB) = 1024 KB.
  • Gigabyte (GB) = 1024 MB.
  • Terabyte (TB) = 1024 GB.

También es bueno saber que no todos los “bits” que circulan por la red constituyen información útil para el usuario. Estos bits viajan agrupados y a esos grupos se les suele llamar paquetes o tramas, por eso es necesario que algunos de esos bits se utilicen para identificar esos paquetes y señalizar donde comienza o termina cada paquete de bits, para establecer el orden y garantizar la seguridad de los datos. Aunque esos bits de control no son muchos, sí constituyen una parte del tráfico de datos que sólo es útil durante la transferencia.

Además, la cantidad de Kilobit o de Megabit a que se realiza una descarga o se sube un archivo no es un valor constante, sino que puede aumentar o disminuir en dependencia del grado de congestión que tenga la red en el momento que se hace cada operación. Por eso no es tan sencillo como sumar y multiplicar.

La similitud al escribirlas a veces trae confusión, pero son cosas bien diferentes. Son conceptos que ahora llegaron a las mayorías y se asocian con eso que llaman “Nuevas tecnologías”, pero que no son tan nuevos.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.