Motorina. El peligro de subestimar los riesgos

La ola de accidentes  de motos eléctricas, o motorinas, va convirtiéndose ya en algo cotidiano y va dejando de ser un suceso tan accidental para convertirse en alarmante. No son pocos los incendios, con su lamentable lista de pérdidas de bienes y afectaciones a los hogares. Y lo más triste de todo, las lesiones a las personas y la pérdida de vidas humanas.

Es bueno reflexionar un poco sobre este asunto, pero más que reflexionar y exponer criterios técnicos sería mucho mejor que se le prestara más atención a este problema.

La raíz del problema de las motos eléctricas tiene una parte exclusivamente técnica y la otra es subjetiva o simplemente una cuestión de disciplina.

 

Baterías de Litio, un gran salto adelante.

Las baterías de litio logran una gran eficiencia, su capacidad de carga y su rendimiento es muy superior a las baterías tradicionales de Plomo-ácido y de Níquel-Cadmio. Pero tienen sus requerimientos.

La química interna de una batería de litio es más compleja lo que la hace más inestable que las baterías tradicionales a las condiciones ambientales y de carga, siendo propensas a incendiarse y explotar bajo determinadas circunstancias.

Por esta razón el proceso de carga de una batería de litio no es igual que una batería convencional, ni el cargador puede ser el mismo. Las motorinas en Cuba experimentaron el cambio de tecnología, de baterías de plomo a baterías de Litio, lo que ha provocado que en muchos casos se hayan mezclado baterías de litio con cargadores y otros elementos que son para otro tipo de batería.

Aunque cada caso puede tener sus particularidades, hay algunos consejos que pueden aplicarse de manera general:

  • No utilice cargadores de otro tipo de baterías. Aunque el voltaje de la batería sea el mismo no es igual. La construcción interna de la batería de litio y su composición química exige un riguroso control de la corriente de carga y  la temperatura, por lo que los cargadores tienen elementos de regulación y protección adicionales. Este tipo de batería se utiliza también en celulares, computadoras portátiles, autos eléctricos, pero se utilizan cargadores inteligentes que proporciona el fabricante de estos equipos. Entonces utilice el cargador que le brinda el fabricante.
  • Cuidado con los cortocircuitos. Es importante evitar que se junten los dos terminales de la batería, porque esto puede provocar que se incendie. Por eso, tanto las conexiones de la batería como el cableado interno de la moto deben estar en buen estado. Evite siempre los cables pelados o mal aislados. Un cortocircuito interno accidental en cualquier parte dentro de la moto sin la debida protección de al menos un fusible, puede hacer que la batería se incendie.
  • No utilice cargadores de otras motorinas. En las motorinas los paquetes de baterías no siempre son iguales, hay paquetes de cuatro baterías (48V), de 5 baterías (60V) y de 6 baterías (72V). Cada paquete de baterías tiene su propio cargador de acuerdo al voltaje del paquete. Si pones a cargar tu motorina con un cargador prestado de otra revisa primero la etiqueta y cerciórate que el voltaje y la polaridad sean iguales al tuyo, si no coinciden o está ilegible no lo uses, es preferible ir a pie que arriesgarse a un incendio y perder mucho más. Esto es válido para todo tipo de baterías, no sólo para las de Litio.
  • Evita el calor. El calor es enemigo de las baterías de litio, son muy sensibles a la temperatura y se desestabilizan, llegando a incendiarse y explotar. En la mayoría de los equipos que usan estas baterías se controla rigurosamente la temperatura, tanto en el proceso de carga como de descarga, y se incluyen protecciones ante corrientes excesivas y sobrecalentamientos.

Aunque la propia batería lo indica en su etiqueta, la temperatura de la batería debe estar por debajo de 45oC durante la carga y por debajo de 60oC durante la descarga.

Entonces:

* No dejes la motorina expuesta al sol o en un lugar donde haya mucho calor.

* No pongas a cargar la batería inmediatamente después de usarla, déjala refrescar un tiempo hasta que esté por debajo de la temperatura ambiente .

Ante cualquier síntoma acude a revisión técnica. Cuando notes que disminuye el rendimiento de la batería  o que se calienta más de lo normal, o se hincha o derrama líquido, así como que se encienda alguna alarma en el cargador o la propia moto, acude a que la revisen.

Cuidado con las reparaciones. Tanto para el cambio de las baterías, la reparación del cargador o de la propia motorina busca siempre personas calificadas.

Cuando se hagan reparaciones en la motorina o el cargador hay que tener presente que no se salten protecciones o se invaliden partes de los circuitos internos, esto puede resultar peligroso.  Es importante respetar los fusibles, la seguridad de los conectores y el aislamiento de cables y circuitos.

Lamentablemente todavía quedan algunos que reparan bajo el principio de “cortar y puentear”, pero en este caso las consecuencias pueden ser costosas.

La otra parte del problema es tan sencillo como prestar atención a todo esto que se ha explicado y cumplir siempre las indicaciones relacionadas con las condiciones de explotación de las motos eléctricas o motorinas  y las baterías de Litio en cualquiera de sus variantes.

Estos equipos se utilizan en todo el mundo y si fueran un peligro ya se hubiera prohibido su fabricación. Sin embargo, cada vez son más las aplicaciones de las baterías de Litio en motos y autos. Los autos eléctricos se extienden cada vez más como una alternativa al consumo de combustibles fósiles y son un ejemplo en la utilización de energía limpia. Si se hacen las cosas como debe ser son muy seguros y confiables.

Para tener una idea, las computadoras portátiles, que usan baterías de litio (Li-ion), incluyen al menos dos niveles de protección contra eventos de batería en el proceso de carga, es una norma que deben cumplir los fabricantes de laptops y equipos similares. Y eso no es por gusto.

Es importante que el Manual de instrucciones sea lo primero que se lee y no lo último.

No permitir nunca que se modifique la estructura interna de estos equipos en aras “resolver” algún problema a bajo costo, porque en este caso lo barato puede salir muy caro.

Es necesario que estas cosas no sigan “entrando por un oído y saliendo por el otro” y se queden definitivamente dentro, en la mente de todos los que deciden utilizar este tipo de equipos.

Recuerde siempre que una batería de Litio sin control, es una bomba incendiaria que tiene dentro de su casa.

3 comentarios

  1. Vivo en perenne susto por mi motorina, cada vez que la cargo es un stress constante y no dejo de estar supervisandola constantemente. Siempre me cercioro de no cargarla inmediatamente que termino de usar, asi que tampoco la uso apenas termina deser cargada, siempre espero un tiempo prudencial de media hora..
    Son lamentables las noticias ya tan cotidianas, de accidentes por motorina.
    Muy bueno tu articulos, saludos TT

    1. No hay que tener miedo. Si se hacen las cosas debidamente no debe haber problemas, estos equipos estan diseñados para funcionar dentro de sus límites, el problema es con la indisciplina tecnológica y cuando se exceden los límites en las condiciones de explotación.

      Saludos…

  2. Excelente artículo hermano. Muy útil y explicativo.

Responder a Eddy Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.